Biografías

                                                      MESTRE  BIMBA

Mestre Bimba

Mestre Bimba ( 1900 - 1974 )

Manuel do Reis Machado, conocido como Mestre Bimba comenzó a practicar Capoeira Angola cuando tenía 12 años (la misma que enseño durante 10 años)

A los 18 años, Bimba sintió que la Capoeira había perdido toda su eficiencia como arte marcial y como instrumento de resistencia, se había convertido en una actividad folclórica reducida a nueve movimientos. Fue entonces cuando Bimba comenzó a recuperar movimientos de las luchas de Capoeira originales, añadió movimientos de otra lucha africana llamada Batuque -un arte marcial cuerpo a cuerpo muy cruento que aprendió de su padre (de la cual fue campoeón)- así como movimientos creados por sí mismo. Este fue el comienzo del desarrollo de la Capoeira Regional.

En 1932, funda el Centro de Cultura Física y Regional donde desarrolla la capoeira. En esta época la Capoeira aún era bastante perseguida ya que se consideraba que sólo los delincuentes la practicaban.

Bimba trabajó para recuperar los valores originales de la Capoeira, que fueron empleados por los esclavos negros siglos antes que él. Para Bimba, la Capoeira era una lucha pero el «combate» debía evitarse a toda costa, ya que el creía que era una lucha «cooperativa», donde los jugadores más fuertes eran siempre responsables de los jugadores más débiles y le ayudaban a dar lo mejor de sí mismos con sus propias técnicas de lucha.

El Maestro Bimba luchó toda su vida por lo que el creía que era lo mejor para la Capoeira y su éxito. Después de su muerte en 1974 uno de sus hijos, el Maestro Nenel (Manoel Nascimento Machado), a la edad de 14 años, tomó el control de la academia de Capoeira de su padre. El Maestro Nenel es todavía el responsable del notable legado histórico y cultural que su padre le dejó y es el presidente del colegio de Capoeira «Filhos de Bimba».

Por este motivo, el Maestro Bimba es hoy el maestro más reconocido entre todos, en 1996 recibió el tardío título de Doctor Honoris Causa concedido por el cuerpo universitario de Bahía. Su nombre es conocido en el mundo entero, ya que es la primera cosa que cualquier alumno nóvel aprende, en cualquier lugar del mundo donde se enseñe Capoeira Regional.

Reglas de la academia de Bimba

Bimba creía fuertemente en que la Capoeira tenía un valor extraordinario como arte marcial de auto defensa, de ahí sus esfuerzos para desarrollar sus enseñanzas de una manera metódica y estructurada.

Bimba desarrolló el método de enseñanza de la Capoeira con mandamientos, principios y tradiciones, que todavía forman parte de la Capoeira Regional a día de hoy. Algunos de sus mandamientos son:

Reglamento-Bimba

  1. Deje de fumar. Está prohibido fumar durante los entrenamientos
  2. Deje de beber. El uso de alcohol prejudica el metabolismo muscular
  3. Evite demostrar a sus amigos de fuera de la «roda» de capoeira sus progresos. Recuerde que la sorpresa es el mejor aliado en una roda
  4. Evite conversar durante el entrenamiento. Está pagando el tiempo que pasa en la academia; y observando a otros luchadores, aprenderá más
  5. Procure gingar siempre
  6. Practique diariamente los ejercicios fundamentales
  7. No tenga miedo de aproximarse al oponente. Cuanto más próximo se mantenga, mejor aprenderá
  8. Conserve el cuerpo relajado
  9. Es mejor «cobrar» en la roda que en la calle

  Bimba tambén estableció sus principios de Capoeira que    fundamientaban su método de enseñanza:

  • «Gingar sempre» (mantenerse en constante movimiento mientras se lucha), la «Ginga» es el movimiento básico de la Capoeira
  • «Esquivar sempre» (para evadir los ataques del oponente)
  • Todos los movimientos han de tener un propósito (un ataque ha de poseer su correspondiente movimiento de defensa)
  • Mantener un punto fijo en el suelo (los saltos acrobáticos dejan a uno vulnerable)
  • Jugar de acuerdo al ritmo establecido por el berimbau (instrumento musical de la Capoeira)
  • Respetar al jugador cuando ya no pueda defenderse de un movimiento de ataque
  • Proteger la integridad física y moral del oponente (durante la práctica, el más fuerte ha de proteger al jugador más debil)

Consecuentemente, Bimba creó varias tradiciones y rituales para apoyar su metodología:

  • Se empleaba una silla para el entrenamiento de los estudiantes/jugadores principiantes
  • La «charanga» es la orquesta de la Capoeira, compuesta por un berimbau y dos pandeiros
  • El canto (quadras e corridos), canciones compuestas por Bimba para acompañar el juego
  • El «batizado» (bautismo) (la primera vez que un estudiante jugaba Capoeira con el sonido del Berimbau)

Los aspectos que todavía hacen la Capoeira Regional tan peculiar y sobresaliente es su método:

  • Exámen de adminisión (test físico realizado con movimientos de Capoeira para identificar las abilidades del estudiantes)
  • Las «sequências» (secuencias) de sus 17 ataques básicos y movimientos de defensa
  • Practicar los diferentes ritmos del juego
  • Movimientos específicos: traumatizantes, proyección, conectados y desequilibrantes
  • Práctica de «cintura desprezada» (segunda secuencia practicada por los estudiantes avanzados)
  • «Formatura» (graduación de profesor de Capoeira)
  • «Especialización» y «emboscada» (exámenes avanzados específicos)

El método de Mestre Bimba, basado en sus 8 secuencias, sigue usándose cotidianamente en muchas academias alrededor del mundo. El es además el creador del 1° Bautizo para los alumnos.

                                                  MESTRE  PASTINHA

Mestre Pastinha

Pastinha ( 1889 - 1981 )

Vicente Ferreira Pastinha nació en Salvador de Bahía el día 5 de Abril de 1889. Hijo de José Señor Pastinha, descendente de español, propietario de un pequeño almacén y de una negra nacida en Santo Amaro de la Purificación, con quien tuvo poco trato.

Se inició a los 10 años para aprender la malicia y poder enfrentar a otro niño que lo vivia amenazando.

A los 12 años, ingresó en la escuela de aprendices de marina, donde enseñó la capoeira a sus colegas. En 1910 comenzó a enseñar capoeira para Raymundo Aberre en la calle de Santa Isabel, mas allá de trabajar en el Diario de Bahía. Además de capoeirista, Pastinha era pintor de cuadros al óleo, profesión que aprendió en la infancia cuando frecuentaba la escuela de artes y oficio. En tiempos duros llegó a trabajar como pedrero, empalador….

En 1941, invitado por su alumno Aberre, fue a una roda de capoeira en el barrio de Gengibirra, en Salvador. Cuanod estaba llegando, un guardia civil le entregó el comando de la roda, pidiéndole que diese clases allí. Pastinha pensó rehusar la oferta, pero otros capoeiristas, entre ellos Sr. Antonio Maré, lo convencieron para que aceptase. Entonces nació el Centro Deportivo de Capoeira Angola. Allí entrenaron grandes capoeiristas como Joao Grande, Joao Pequeño, Gildo Alfinete, Albertino da Hora, Natividade entre otros. Allí aprecieron las rodas con gran interés turistas como el filósofo “Jean Paul Sastre” o el actor “Jean Paul Belmondo”. Al pasar el tiempo, Pastinha fue ganando fama y comenzó a recibir invitaciones para presentar su grupo en otros estados. Fue a Rio de Janeiro, Sao Paulo, Rio Grande del Sur, Mina Gerais, Recife y Curitiba.

En abril de 1966 viajó a África, representando a brasil en el I festival Mundial de Arte Negra, en Dakar (Senegal), donde recibió homenajes de los participantes y promotores del festival.

En 1964, publico el libro “Capoeira Angola”, y más tarde lanzó un disco con toques y músicas de capoeira.

Sus últimos años fueron de contínua angustia y depresión. Viejo y ciego, le obligaron a mudarse para hacer reformas en su vivienda. Vivió en un cuarto pequeño y húmedo sin ventanas, cuando quiso volver a su antigua casa le habían expropiado el local para convertirlo en un restaurante y el gran mestre cayó en una profunda depresión. En 1979 sufre un derrame cerebral y es internado durante un año en un hospital público. En 1981, con 92 años, muere míseramente uno de los nombres más importantes de la capoeira.

En algún momento antes de su muerte, él dijo: “ Todo lo que pienso de la Capoeira lo escribí en aquel cuadro en la puerta de la academia. Arriba, tres palabras: Angola, Capoeira, Madre. Debajo, el pensamiento: Mandinga de esclavo de Africa en ansia de libertad, su principio no tiene método, y su fin es inconcebible para el más sabio capoeirista”